Pseudo

Contraseña

Tu pseudo :Tu email :
Tu contraseña :Tu fecha de nacimiento:
Login








Doll
Estudio
De por vida
Esta semana
1147
1147
4
4
yamileft01
Hola Mikaela
20/06/2022 à 04:22:32

Leer todos los comentarios

mikaela-valentine tiene 0 puntos de bondad.

mikaela-valentine
Nivel
5
Estrella de Cine
Flash

Es ist nicht wie es scheint...

[Sujeto #5786]


Nombre: Mikaela Valentine

Edad: 18 años

Fecha de nacimiento: 19/12/2003

Tipo de sangre: AB (negativo)

Género: Femenino

Especie: Humana

Estatus: Viva

Nacionalidad: Americana

Familiares: Ninguno que se sepa con vida

Altura: 1.60 metros

Peso: 48 kg

Ocupación: Estudiante

Motivo de exámenes: Inmunidad a virus "Desmodus feram"

 

 

[Contexto]

Durante el año 1934, se desarrolló un virus de manera "clandestina" en laboratorios alemanes, específicamente aquellos que se centraban en la creación de armas biológicas para luego utilizar durante conflictos bélicos. Sin embargo, tomando en cuenta ciertos acontecimientos de carácter político que ocurrieron más tarde ese mismo año, finalmente se terminó por usar con el fin de controlar y mantener a raya a la población más crítica durante el régimen del conocido dictador, Adolf Hitler.

Pero eso no fue todo, y mucho de lo que no se supo en ese tiempo fue que personas de estrato social bajo, pero sobre todo indigentes e inmigrantes, sufrieron exposición continua a esta extraña sustancia tras ser secuestrados o incluso habiendo una recompensa de dinero por su participación voluntaria para ser sujetos de prueba del gobierno.

¿Por qué?, muy fácil, porque ni los mismos creadores de este virus sabían con total certeza cuál sería el resultado de usarlo en personas de manera prolongada o en espacios abiertos donde cualquiera podría acabar siendo afectado, no sólo un grupo controlado de individuos.

Así fue como ancianos, niños y adultos acabaron contrayendo este inestable y peligroso virus, teniendo que vivir con él en su sistema por meses, sufriendo falta de apetito, jaquecas y naúseas constantes, hasta que algo inesperado ocurrió pasados cuatro meses desde que fueron inyectados. El virus evolucionó, se adaptó y alteró de forma totalmente drástica el comportamiendo de sus portadores.

Reportes de supuesto canibalismo y agresividad en ciertos grupos de la población empezaron a inundar los periódicos locales, sobre todo en Berlín, lugar donde se llevaron a cabo estos experimentos. Esas personas que antes no matarían a una mosca, ahora atacaban de manera brutal a cualquiera que se atreviera a pasar por "su territorio".

Pero no consumían la carne de sus víctimas ni eran agresivos sin razón como las noticias hacían creer, lo que en verdad buscaban era un alimento que al fin saciara ese apetito voraz que les aquejaba, apetito que parecía volverlos locos a ratos por no lograr comer nada más que eso sin acabar vomitando agresivamente. Y eso que sí lograba calmar su hambre sin efectos negativos era sangre fresca, no importaba si era un animal o un humano, pero mostraban mayor predilección por seres de su misma especie.

Esto empezó a alertar a quienes estuvieron a cargo de conducir estas pruebas, viendo que las cosas parecían estarse saliendo de control y creando más problemas de lo que tenían estimado inicialmente. Sin embargo, a esas alturas ya era muy tarde para intentar solucionar esta situación, porque parte de sus mutaciones como virus, fue que también era capaz de difundirse por la saliva y demás fluidos corporales de sus portadores hacia personas sanas (similar al VIH), entonces era casi imposible saber quien más estaba contagiado o si eran algo como portadores "recesivos" en ciertos casos.

 

[Actualmente]

Después de ese desastre, e incontables intentos fallidos por contener el contagio masivo, múltiples personas acabaron siendo portadoras de lo que hoy en día es una condición casi normalizada, vista más como una mutación genética con la que han nacido millones de habitantes en todo el mundo en lugar de algo aislado o peculiar.

Pero no todo fue caos e incertidumbre, porque con el paso del tiempo se fue consiguiendo mayor información y, ya teniendo tecnología lo suficientemente avanzada como para realizar exámenes y pruebas más detalladas, se llegó a la conclusión de que esto alteraba no sólo su sistema nervioso y cognitivo, sino que digestivo también. Esto, porque mostraban signos de hematofagia, siendo capaces de ingerir sangre o carne muy fresca sin problemas, pero nada más, y esto se repetía tanto en los que nacieron con el virus en su sistema, como a las personas sanas que les transmitieron su condición.

Por este motivo, el virus acabó recibiendo el nombre "Desmodus Feram" por parte de los médicos, siendo una mezcla del nombre científico de murciélagos que se alimenta únicamente de sangre y la palabra Feram, que significa salvaje en latín, haciendo alusión al comportamiento más errático y agresivo que poseen algunos de sus portadores, sobre todo quienes no nacieron así, sino que fueron contagiados. Mientras tanto, a sus portadores, sean de nacimiento o no, se les denominó vampiros a falta de algo más apropiado que los describa bien.

 

[Mikaela "Der Zubringer"]

De una familia más bien acomodada americana y todos siendo originarios de Michigan, Detroit específicamente, Mikaela creció sin mayores carencias y siendo una niña bastante normal. Su padre era un maestro de ciencias en una reconocida universidad de su ciudad, su madre era una pediatra en esa misma locación.

Todo bien hasta ahí, pero cuando fue su cumpleaños número quince, Mikaela debió viajar con sus padres hacia el extranjero sin saber muchos detalles al respecto, sólo teniendo como instrucción que no debía decirle a nadie de este viaje y evitar preguntar demasiado al respecto. Lo que nunca supo hasta mucho más adelante, es que en Detroit hubo un brote desmedido de ataques y posteriores contagios por parte de los vampiros hacia la población humana, y como sus padres no querían terminar como esas personas, decidieron que era mejor irse de ahí cuanto antes.

Pero el viaje no estuvo excento de problemas y cuando estaban por abordar el avión, su madre fue atacada por lo que parecía ser un contagiado reciente del Desmodus. Su padre, que olvidó su buen juicio en medio del pánico y deseos de salvar a su mujer, intervino personalmente para quitarle al tipo de encima y terminó siendo víctima de su ataque también, pero mucho peor, ya que al estar así de alterado y hambriento desgarró su garganta al morderlo.

Mikaela presenció todo esto en total estado de shock, sin poder moverse ni actuar siquiera para escapar, mientras que los demás pasajeros gritaban y trataban de salir de ahí para no sufrir el mismo destino que sus padres. Fue en medio de todo ese escándalo que el hombre la acabó mordiendo también, esto al ser usada de escudo humano por una mujer mayor que no pudo pensar en nada mejor para defenderse.

Gracias a esto, y cuando eventualmente alguien con suficiente compasión se encargó de que recibiera atención médica, se dieron cuenta de que tenía algo diferente y era que, por más que tuvo contacto directo con un infectado, no se transformó en uno de ellos. Era inmune a este virus, una de las pocas que eran 100% inmunes al Desmodus y en base a quien quizás podrían intentar llegar a una cura para los infectados más recientes.

Esto no llegó a ser una realidad por desgracia, porque tanto el hospital como el resto de la ciudad terminaron siendo puestos en cuarentena por el elevado número de contagiados. Por otro lado, Mika no quería quedarse ahí para ser sujeto de pruebas de un montón de extraños, siquiera sabía qué fue de sus padres al no verlos por ninguna de las demás habitaciones en ese hospital.

Fue así como la chica se acabó dando a la fuga, escapando de la ciudad con un grupo de otras personas que no pensaban quedarse ahí para ser comida de vampiros y, cuando ya tuvieron acceso a la oportunidad también se largaron del país, pensando que la situación estaría más controlada en el exterior.

Obviamente se equivocaban, yendo a parar al lugar de origen de todo este "caos controlado", la mismísima Alemania. Y aunque la población parecía mucho más civilizada frente a vampiros, y los mismos vampiros no se veían tan salvajes como en Estados Unidos, pronto se dio cuenta de que no todos eran tan tranquilos ni amigables como podían parecer.


[Sobre ella]

~ Mikaela decidió quedarse en Hamburgo después de lo ocurrido, dándose cuenta de que la situación era igual en todos lados y no podría librarse de esos seres sin importar a dónde fuera.

~Poco tiempo después de empezar a vivir ahí, conoció a una mujer humana con quien se hizo medio amiga y la ayudó a aprender el idioma, además de permitirle vivir con ella durante un tiempo hasta que pudiera conseguir un sitio para sí misma.

~Hoy en día vive sola en un departamento pequeño, lo puede costear trabajando como tutora de inglés, cobrando a ciertos vampiros por su sangre y algún que otro trabajo part time que salga en el momento.

~Al entrar a estudiar en un instituto de la ciudad, tuvo que lidiar con muchos vampiros, tanto en el cuerpo de docentes como entre sus compañeros de clase. Esto le fue muy difícil de asimilar, pero con el paso de los meses y años, fue acostumbrándose a tratar con ellos.

~Su apodo entre los vampiros que la conocen es "Der zubringer" o la alimentadora en español, porque a cambio de que mantengan su inmunidad secreta, ella acabó accediendo a darles su sangre cada cierto tiempo.

~Todavía le tiene cierto miedo a los vampiros, sobre todo a quienes fueron humanos y ahora son parte de la comunidad chupasangre. Al final del día, uno de ellos fue el culpable de la muerte de su familia, eso no es fácil de superar.

~Siempre parece dispuesta a hacer lo que sea por sobrevivir y salir adelante, no importa si puede ser poco ético o peligroso.

~Intenta evitar acercarse demasiado a vampiros, pero siempre terminan llegando a ella de una forma u otra.

~Según quienes se han alimentado de su sangre, el sabor es inigualable y casi adictivo, por eso mismo siempre trae gas pimienta y demás artículos que puedan ayudarle a quitarse de encima a vampiros más obstinados o violentos.

~No toma ningún lado entre humanos y vampiros, piensa que las personas son hipócritas y manipuladoras, mientras que los vampiros son egoístas y cínicos. Por eso ella simplemente va con la corriente y "colabora" con quien parezca más viable en el momento. 


Edad Género Ciudad País
22 años Mujer Argentina
Celebridad preferida Música preferida Película preferida Plato preferido
Color preferido El oficio de mis sueños Programa preferido Recreo preferido


© FEERIK GAMES 2015 - Contáctarnos - Mi cuenta - Reglas - Como jugar - 06/07/2022 22:17:06